-

Carta de George M Bundy Presidente de Selmer USA 1945

Todo sobre Selmer

Moderador: marcos911

Carta de George M Bundy Presidente de Selmer USA 1945

Notapor marcos911 » 12 Ago 2014, 15:21

Esta carta, escrita por George Bundy, explica un poco el contexto de post guerra, apenas terminada la segunda guerra mundial y como se reorganizaba el mercado de instrumentos de viento en USA y en Europa.

la fuente es http://www.saxophone.org/resources/gues ... article/14

la traducción es propia de SaxoArgentina, sientanse libre de corregirla.



Carta escrita por George M Selmer Bundy en 1945

Si bien la reaparición de instrumentos musicales de fabricación europea en el mercado estadounidense esta siendo un poco lenta, las únicas plantas de instrumentos musicales que tenía informes sobre su destrucción por la guerra son algunas fábricas de violín franceses en Mirecourt. La mayoría de los fabricantes británicos y franceses han estado fabricando en pequeña medida para que las Fuerzas Armadas aliadas. Nuestras tres plantas Selmer en Francia estan produciendo al 60%, a la espera de materiales y energía, con el fin de llegar a un mejor porcentaje de productividad Creo que ocurre lo mismo con otros fabricantes franceses e ingleses.

Supervisores de la fábrica Selmer Mantes 1943 - Michael Wasson, Fredrick "Freddy" Lefebvre-Selmer, Jean Selmer, Henri Lefebvre, Maurice Selmer, y por supuesto Andre Clergeot, la situación francesa es mala temporalmente, debido al elevado coste de los alimentos, lo que determina el valor de los productos allí. Todo el mundo tiene que comer, y mientras que cuesta tanto vivir, se coloca automáticamente un valor falso en otros artículos. Nuestra planta de instrumento de cobre Selmer Paris esta completamente ilesa, la fábrica principal cañas en Mantes sólo sufrió la rotura de algunas ventanas y la planta más pequeña de vientos en Normandía no fue dañado en absoluto. Uno de los acontecimientos más tristes que afectan directamente a Selmer fue el descarado asesinato de Frederick Lefebvre, el hijo mayor de nuestro director en Mantes, Henri Lefebvre, que se produjo cuando los nazis estaban evacuando Mantes. El Joven Lefebvre, vestido de civil pasó junto a un nido de ametralladoras, donde recibió el impacto de 14 balas. Frederick estaba siendo especialmente entrenado en música y la ingeniería como para ser el eventual titular de la planta principal. Su muerte fue un duro golpe para la organización Selmer.

Pasé alrededor de 5 semanas en Londres. El daño de las bombas es tremendo. Cuatro de las empresas musicales más grandes, Dallas, Rose-Morris, Boosey & Hawkes y Selmer, han recibido impactos directos en sus establecimientos, aunque Boosey & Hawkes no tenían daños en su tienda principal de Regent Street. Dallas Sons fue bombardeada dos veces, y Rose-Morris perdió todo su edificio. Cuando estuve allí casi toda las fábricas de instrumentos musicales en Inglaterra estaban dedicada a producir elementos para las Fuerzas Armadas, pero con el fin de la guerra para Japón, todo debe estar girando nuevamente a la fabricación de instrumentos musicales. Los instrumentos usados se vendían por mayor valor que los nuevos antes de esto. Era difícil entrar en un buen hotel en Londres, y uno tenía que hacer la reserva con bastante antelación para conseguir una comida en un buen restaurante, donde los precios parecían ser 2 o 3 veces los precios en los EE.UU. Los británicos mostraban el desgaste de casi seis años de guerra, y la continua amenaza de la invasión, el zumbido bombas temidas, algunas de las cuales acabó con bloques completos de la ciudad. En el centro de la antigua ciudad de Londres, el distrito de almacenes y fabricas, hay una sector de una milla cuadrada, que antes tenía miles de millones de dólares en edificios y bienes, ahora esta totalmente destruida. Ni uno solo edificio quedó en pie. Esto está muy cerca de la actual fabrica de Rose-Morris.

Las condiciones se pusieron complicadas en Londres, cuando me las arreglé para volar a París en un avión militar de los EEUU, llegando al aeródromo de Orly, al sur de París, me encontré con condiciones mucho peores, ya que era casi imposible conseguir una comida en un restaurante, y todos los hoteles pasaron a manos de las fuerzas armadas, en su mayoría estadounidenses. Tuve que comer con la familia de Maurice Selmer en la sección de Montmartre de París, y dormir en la casa de Alexandre Selmer en Chatou, a 16 millas del Sena de París. Maurice tenía algo de comida, pero no habia espacio extra, Alexandre tenía mucho espacio, pero escasez de alimentos. La única cena que tuve fuera fue con Robert Vandoren y su mujer, apuesto a que cuesta alrededor de $ 26 por plato. Aún así, incluso sin carne, poca mantequilla, crema, huevos, etc, era muy extraño lo bien que los franceses pueden cocinar.

Visité casi todos los fabricantes franceses, entre ellos Buffet (M. Leseigneur), Jerome Thibouville Lamy (M. acoulon), Leblanc-Noblet (M. León Leblanc), Robert Vandoren, Chedeville & Co. (M. Dulac), Couesnon y Co., (M. Stoecklin), M. Daru, Georges Thibouville, Albert Lelandais, Henri Neerman, Robert Malerne, y todo parecía bien y en el trabajo, listo para empezar a hacer negocios de exportación de nuevo tan pronto como las condiciones lo permitan. La opinión de todos ellos era unánime: el coste de fabricación en este momento es aproximadamente 4 veces mayor que la de 1939, pero esperan que bajando los costos de vida, el franco (ahora valorado en ¢ 2 en EE.UU.) se devaluó a 1 ¢ o menos, se acerquen los valores a los naturales. Se sorprendieron al verme, se preguntaban cómo lo superé tan pronto, diciendo que yo era el primer civil estadounidense que habían visto desde '39. Para que se hagan una idea de las dificultades, antes de la guerra para ir de París a Mantes lo hacíamos en unos 32 minutos. Ahora tarda cerca de 2 horas y cuando Maurice Selmer y yo visitamos la planta de Mantes, tuvimos que soportar todo el camino de ida y vuelta parados en trenes llenos de gente y muy lentos

Todos los fabricantes de cañas parecen tener stock de materia prima y productos, los fabricantes de zapatillas tienen todos los materiales. Había una escasez de madera para instrumentos de madera, latón, y laca. Madre perlas para los botones de los instrumentos no había disponibilidad alguna. Tuve varias sesiones con gente del Ministerio de la Producción de la división instrumentos musicales franceses, hice todo los que estaba en mi poder para impresionarlo con el hecho de que sería inútil, a los costos actuales franceses, tratar de vender a Estados Unidos. Se dio cuenta de esto y dijo que se haría algo muy pronto para mejorar esta situación. Quizás la actual visita de De Gaulle, a Washington, ayudará a esta mejorar esta situación. Por cierto, los franceses tienen una gran cantidad de confianza en el alto General, creyendo que era honesto y un patriota verdadero. Uno no puede culparlos por aferrarse desesperadamente a una cabeza de Gobierno que ha demostrado algo de integridad después de su experiencia con los políticos deshonestos en '39 -'40, y antes.

Las verduras y frutas estaban empezando a entrar en el mercado de París, y que ayudaron a la situación bastante. Todos mis amigos me rogaron que les envíe el café en polvo, azúcar, chocolate, jabón, pimienta, lana para tejer, etc, y hemos estado haciendo envíos semanales, según lo permitido en tamaño y número, por meses. ¿Puede usted imaginar pasar por inviernos enteros aquí enteramente sin calor, sin agua caliente, sin jabón, etc? Muchos viejos y discapacitados franceses se han suicidado el pasado invierno. Ellos simplemente sentían que no podían pasar por esto otra vez. Si bien hay mucho menos daño por París que en los alrededores de Londres, Francia fue desangrado durante la larga ocupación de los nazis con sus métodos rigurosos para localizar y hurtar artículos de valor, especialmente alimentos y bebidas. Un punto divertido parecía que los alemanes en su mayoría no estaban acostumbrados a vinos y champán, así que cuando exigieron el mejor, los frenceses a menudo les daban el más joven, más barato, ya que no sabían la diferencia.

Para dar una idea de Maurice Selmer, hijo de Henri Selmer y presidente de Selmer en 1945, agradecido de los solados estadounidenses que poco después de la ocupación nazi en Francia eran que los pagaban el precio minorista, los soldados estadounidenses y británicos estaban pagando tan rápidamente como instrumentos Selmer salían de las líneas de producción, clarinetes Boehm $ 160 (8000 francos), trompetas, saxofones altos $ 280 (14.000 francos), saxofones tenores 320 dólares (16.000 francos), etc etc .. Nuestra gente dice que deben hacer todo lo posible para atender las demandas de hombres con uniformes aliados, pero los costos de producción, debido a los altos salarios, escasez de mano de obra, materiales, gas, carbón y electricidad, eran fantásticos. Por último, creo que la mercancía musical importada aparecerá en nuestros mercados a finales de '45, especialmente si los costos de vida bajan en Europa en el ínterin.

Estaba especialmente orgulloso en este viaje de ser estadounidense. El aspecto elegante de nuestros niños y niñas en uniforme por allí, más el orden y la eficiencia en los consulados estadounidenses, nuestras oficinas de transporte y transporte aereo, me dieron un asesoramiento perfecto. Casi todo hombre inglés y francés que ví parecían nostálgicos sobre poder visitar los EE.UU. y en especial de California, que, debido a las películas, la consideran "justo al lado del Cielo."

Geo. M Bundy
1945
Avatar de Usuario
marcos911
Moderador Global
Moderador Global
 
Mensajes: 492
Registrado: 31 Oct 2011, 18:03
Agradecido : 12 gracias
Recibidos  : 121 gracias
Saxo Marca y Modelo: Mark VI tenor.
Boquilla Otto Link Transition Aka Long Body

Advertisement

Volver a Selmer

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados